Issue No. 2 feb 2018

Atentamente, febrero
Como celebrar el día del cariño

Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. 

1 Juan 4:7-8 (LBLA)

Es inevitable que al empezar este mes no nos trasladamos a décimo cuatro día, pues las que tienen parejas desean planificar algo especial, otras prefieren invertir en detalles para sus amistades o familiares, pero es eso, demostrarles lo importantes que son para nuestras vidas con un chocolate, una carta, una cena, un abrazo o un beso, expresarles el amor que les tenemos.

Pero ¿qué diría febrero de sí mismo?

Queridas:

Pasé esperando un año entero para volver a encontrarme con ustedes.

Quería contarles que me encanta que durante mi tiempo aquí, la mayoría piense en distintas formas para demostrar el amor y cariño.

A pesar que no tengo tantos días como mis 11 compañeros, soy el segundo en la fila y me gusta ver el amor, la armonía y las amistades unidas.

Sin embargo, quería confesarles algo, en los últimos años me he dado cuenta que muchos gastan grandes cantidades de dinero para “mostrar el amor” a alguien más, con cosas caras y pomposas, pero al recibirlas, en ocasiones, para la otra persona eso no es lo que la llena, eso no le dice nada, mucho menos que es amada.

Es por ello que deseaba sugerirles que esta vez sean diferentes, sean originales, piensen en qué es verdaderamente el amor, qué amor tienen para dar y no cuánto dinero tienen para amar.

Yo entiendo muy bien que todo aquel que no conoce el verdadero amor no podrá darlo, y seguirá creyendo que conoce el amor pero solo seguirá viviendo una mentira.

Estoy un poco cansado y triste que me llamen el mes del amor, porque lo que menos veo es eso.

El amor no solo es ese que miles de poetas han dedicado sus letras para tratar de entenderlo, no es aquel que busca solo contacto físico, mucho menos el impaciente, el que exige cosas a cambio, el enojado, el jactancioso.

Yo al amor lo resumo en cuatro letras llenas de significado y llenas de todas las respuestas al tema que hoy nos concierne.

D-I-O-S

Atentamente, febrero.

 

En medio de esto, surge una pregunta, ¿qué clase de amor ofrecemos a los demás?

¿Acaso es el que expresa la primera carta de Juan, ese amor de quien conoce a Dios, o aquel que tiene los bolsillos llenos de dinero?

Con base en las preguntas antes mencionadas podemos entender que el amor que Dios nos ha dado es más valioso que una cena en el mejor restaurante del mundo, porque fue un amor sincero, que nos trajo vida, genuino, sacrificial, sin esperar nada a cambio y es el mejor ejemplo de cómo debemos amar y demostrar nuestro amor a nuestros seres queridos. Es por ello que en esta ocasión les comparto tres ideas diferentes para decir “Te amo.

Picniclove:

Puedes hacerlo en el patio de tu casa o el parque que más te guste. Esto suena trillado pero nunca dejará de ser una agradable sorpresa poder recostarse en la grama y poder compartir una merienda con una amistad o tu pareja.

Solo necesitas llevar dos emparedados, papalinas y un refresco, (rojo o rosado para mantener la temática), fruta (sandilla cortada en forma de corazón), un mantel y en las servilletas puedes escribir un mensaje lindo para la persona con la que quieras compartir este picniclove.

Movie Day:

Muchas veces ir al cine es un poco caro o para celebraciones como el Día del Cariño está abarrotado. Sin embargo por qué no probar hacer un movie day en casa, con las películas favoritas de tu mejores amigas, de tu familia o de tu pareja. Podrías regalarle una semana antes un vale que diga, “Vale por un movie day. Tú escoges lo que veremos”.

Búsqueda del tesoro:

Este es un juego que de niños nos ponían a buscar pistas para llegar al tesoro. Esta opción puede ser para aquellas que les gustan las cosas más detalladas. Consiste en que puedas hacer un mapa en donde están ubicadas las pistas, cada pista tiene una acción con la cual puedes avanzar hacia la gran meta, esta puede ser preparar un platillo de comida o cualquier detalle sincero.

Globo aéreo:

Todas hemos visto las lámparas o globos aéreos que tiene una mecha en medio y se elevan al cielo. Son muy baratas, y podrías proponerle a tu pareja o a tus amistades escribir algunas de las metas o sueños que tienen juntos y luego elevarlo al cielo, poniéndolos en las manos de Dios. 

Estas son solo cuatro opciones en donde no se necesita mucho dinero para poder pasar un lindo tiempo con los seres queridos, para poderles decir “Te amo” y hacer del Día del Cariño algo más sustancial y no tan superficial con cosas ostentosas.

No olvides poner todo lo que hagas en las manos de Dios y verás que tendrás un 14 de febrero único y lleno de amor.

Nos leemos pronto.


Berta Abrego
Periodista Digital