Issue No. 1 ene 2018

Estilos de Vida Saludable
Únicas e inigualables: Nosotras

El corazón alegre hermosea el rostro

Proverbios 15:13 (RVR1960)

2018, ¡que alegría! El inicio de un año más.

Usualmente con cada inicio de año la mayoría de personas se toma el tiempo de ponerse diferentes metas para alcanzar. Sin embargo hay dos que cada año se repiten porque obviamente no se cumplieron y nos decimos “esta vez sí”, “si ella pudo, yo también”.

¿Cuáles son?

¿Listas?

1. Voy a empezar a comer mejor

2. Voy a empezar a hacer ejercicio

Por alguna razón creemos que estas metas son imposibles de mantener como una forma de vida y más bien SABOTEAMOS los planes para llegar a las mismas (consciente o inconscientemente) terminando en el camino de “únicamente voy a intentarlo”. Pero ¿Por qué?

Primero que nada debemos entender que somos mujeres y todas somos diferentes, lo que nos hace únicas en el mundo con una belleza singular e inigualable. Sin embargo, si todas somos bellas ¿Por qué tenemos tantos complejos con nuestro cuerpo? Y no podemos negar que en algún momento la mayoría de nosotras piensa cosas como: “mis brazos son muy aguados” o “no estoy pasada de peso, pero me urge hacer ejercicio”, “por mi panza no puedo usar bikini, ¡qué vergüenza!”, “quisiera bajar 10 libras y con eso me sentiría súper bien (peso: 95lb)” o “me encanta este chico, pero por mi peso nunca se fijara en mí”. Les contaré una muy breve historia: Conocí a esta chica de 28 años quién a mi parecer era bonita en su forma de ser y en su aspecto físico, y ante todo suuuuper segura de sí misma pero un día me dijo “no me gusta tener tanta cadera ¡NO ME GUSTA!” . Entonces me di cuenta que como mujeres, en nuestro interior, manejamos algún tipo de complejo por x o y razón.  Y llegué a la conclusión de que primero buscamos vernos tan bien por fuera que haríamos lo cualquier cosa para lograrlo, pero es porque toda la vida nos hemos comparado con lo que dicta como belleza femenina una sociedad corrompida y si no somos así no vamos a encajar.

Así que segundo, recordemos que Dios hace todas las cosas perfectas y nosotras somos Su creación. Y sí,  sí nos queremos ver bien, sentir bien, bajar o subir de peso  pero hagámoslo  porque cuidamos nuestro cuerpo y no porque queremos ser aceptadas por ese chico, mis amigas, mi esposo etc., debe ser porque amamos la creación de Dios y nosotras somos parte de esta.

El cumplir mis metas debe ser algo que pondré en las manos de Dios y recordemos que la belleza interior siempre se reflejara en el exterior, así es el orden, de adentro hacia afuera. Lo que me lleva a decirles algo muy importante: lo relevante no es bajar de peso rápido, lo relevante es MI SALUD. Pronto platicaremos qué medidas son más importantes que el peso corporal pero por el momento empecemos este Enero con reto No.1 del 2018:

Cumplamos por 24 horas únicamente durante los próximos 365 días del 2018 los pequeños consejos a continuación o el plan de alimentación que te ha dado tu nutricionista.

Ahora que ya definimos el ¿Por qué? De querer realizar un cambio en nuestra alimentación: hablemos de cosas prácticas y para esto voy a enlistar consejos generales, sin embargo, si quisieras algo más específico para tu cuerpo te recomiendo que consultes a una profesional para que puedas estar mejor controlada. De ninguna forma las dietas que circulan en la web te harán más saludable.

Primero tenemos que enlistar la comida que sabemos que nos encanta y que no es saludable, pero a pesar de eso la consumimos al menos 2 veces por semana o más. ejemplos: sodas, snacks como lays, doritos, tortrix y otros; chocolates, galletas, pasteles, pan dulce, comida rápida. Una vez detectamos estos alimentos debemos de evitar comprarlos o mantenerlos en casa, mi consejo es que si aún tienes este tipo de comida debido a las fiestas de fin de año, tomes todo y lo regales por separado o para empezar celebrando el 2018 organices una última reunión y uses tus insumos, pero NO los comas tú.

Segundo: compra tu botella con capacidad de 1 litro para poder mantener agua pura y tomarla durante el día asegurando tu hidratación para ver una mejoría en tu piel.

Tercero: inicia con algún tipo de actividad física como caminata, nadar, jugar pelota, bailar etc. de 10 minutos por cinco días, y luego incrementa 5 minutos más hasta llegar a 30. Después de esto aumenta la velocidad.

Cuarto: Disminuye completamente la cantidad de azúcar en tus bebidas (café, té, refrescos, smoothies, etc.)

Quinto: incluye MUCHAS más verduras y frutas en tu alimentación, ya que esto ayudará a tu tránsito intestinal y a mejorar tu saciedad por la fibra que éstas contienen. Debido a las vitaminas y minerales que poseen te protegerán de enfermedades y ayudarán al mejor funcionamiento en tu interior.

Sexto: este es uno de los consejos básicos para el éxito en nuestro cambio de alimentación. Debes realizar 5 comidas al día: desayuno, refacción, almuerzo, refacción y cena. De esta forma mantendrás un metabolismo activo y trabajará de una forma óptima evitando enfermedades no transmisibles como diabetes, hipertensión, ateroesclerosis entre otras.

Séptimo: tus refacciones no serán copiosas, serán pequeñas. Estas únicamente te ayudan a mantener tus niveles de glucosa en niveles óptimos evitando llegar al tiempo de comida formal con un hambre voraz.

Octavo: no olvides que el desorden en cualquier aspecto de nuestra vida únicamente trae caos, y la alimentación no es la excepción por lo cual este consejo es básico: establece tus horarios de comidas evitando pasar 4 horas sin comer. Ejemplo: desayuno: 7:30am refacción: 10:30 am almuerzo: 1:00 pm refacción: 4:30 pm cena: 7:30 pm

Noveno: si por alguna razón durante las 24 horas del reto tuviste un desliz por algún alimento vetado anteriormente en tu lista, por favor NO TE RINDAS ¡por favor!, aun te quedan más horas, así que vamos a conquistar el resto del día.

Decimo: tu alimentación garantizará buena parte de tu salud futura, INVIERTE EN ELLA.

 

Espero que hayas tomado el reto y los consejos te sirvan, pero lo más importante es que de todo corazón, espero que los empieces a aplicar en tu día. Nos leemos en un mes y espero que todas estemos un poco más saludables que antes.

 

Recuerda que el lema es: ÚNICAMENTE 24 HORAS.


Libertad Abrego
Nutricionista